La pasada semana estuve en Londres realizando el seminario de Tony Robbins UPW (Unleash the poder within o Descubre el poder que hay en ti).

En este post voy a compartir contigo esta gran experiencia y todo lo que aprendí.

El seminario está enfocado a descubrir los recursos que cada persona ya tiene y a eliminar las creencias que te limitan te impiden avanzar. Además, te ayuda a tomar decisiones y emprender acción para llevar tu vida a un siguiente nivel.

Han sido 4 días muy intensos en los que he llorado, reído, bailado, y tomado unas cuantas decisiones importantes.

Sesiones de hasta 13 horas, con apenas descansos para ir al baño o comer, y este señor consigue que mantengas la energía sin desconectar.

11000 personas de 66 países que buscamos algo más, porque estamos convencidas de que la vida no es lo que nos han vendido. Porqué cada uno, con su situación personal, asistió a ese seminario buscando ir un paso más allá en su vida.

¿Quién es Tony Robbins?

Tony Robbins es uno de los coach personales y financieros número 1 a nivel mundial, te cuento un poco sobre él por si no lo conoces.

Durante más de 40 años, ha empoderado a más de 50 millones de personas de más de 100 países. Es creador de programas de crecimiento personal y de finanzas, y por sus eventos han pasado más de 4 millones de personas.

Ha trabajado con grandes personalidades, deportistas de élite (Andre Agassi, the Golden state Warriors, Serena Williams), empresarios millonarios, presidentes del gobierno de EEUU, grupos y cantantes como Aerosmith, Greenday o Usher.

Es propietario de más de 40 empresas, escritor de 6 libros bestsellers, pero también se encarga de ayudar a los que más lo necesitan. En los últimos 3 años ha dado más de 400 millones de comidas a personas necesitadas. Además, tiene programas en más de 1500 colegios, 700 prisiones y otras organizaciones. Provee de agua a más de 250.000 personas cada día en India para evitar la muerte infantil producida por enfermedades al ingerir agua contaminada.

¿Por qué decidí asistir al evento?

Hace meses, Carmen la coach que me acompaño en mi proceso de autoconocimiento y desarrollo personal me envió un enlace al documental de Tony Robbins “No soy tu gurú”.

Me dijo: “Cuando estés lista vamos a verlo”.

Enseguida vi el documental, leí sobre él y decidí que más adelante, cuando pudiera permitírmelo iría a verle en directo.

En enero recibí un e-mail de mi mentor Antonio G. de Inteligencia viajera, donde nos invitaba a acompañarle al evento.

Justo en ese momento me encontraba leyendo el libro “Controle su destino: Despertando el gigante que llevas dentro”, de Tony Robbins.

No me venía especialmente bien en este momento, pero sentí que era algo que debía de hacer, tanto a nivel personal como profesional.

No creo en las casualidades, y por ello, llamé a Carmen y le dije que el momento había llegado, ¡nos íbamos a Londres!

Un formato muy americano

Tenía una gran curiosidad de saber cómo sería el evento. No imaginaba cómo iba a ser posible poder profundizar a nivel personal siendo 11000 personas.

Llegamos a Londres el día antes de empezar, y en cuanto llegamos fuimos al lugar del evento para recoger nuestras credenciales. Al llegar nos recibieron un grupo de 15-20 personas que nos hacían pasillo y nos chocaban las manos dándonos la bienvenida. Estaba abarrotado de gente y ahí ya nos pudimos hacer una idea de lo que nos esperaba.

El jueves fue el primer día de seminario. Abrían las puertas a las 8:30 pero nos recomendaron estar allí mucho antes porque la gente hace cola desde las 6 de la mañana.

Al entrar en la sala y ver cómo se iba llenando alucinaba, ahora aún dudaba más sobre cómo iba a poder llegar a cada persona el mensaje, con tanta gente.

A las 10:30 empezó la música y toda la sala se vino arriba, sonido brutal y pantallas por todos lados dieron paso a todo lo que iba a llegar.

Había momentos que parecíamos estar en una gran discoteca, y, de hecho, he bailado y disfrutado de ello como hacía tiempo que no lo hacía. Raro, ¿verdad?

Durante todo el evento se intercalaban ratos de reflexiones, testimonios, ejercicios y visualizaciones con momentos de música donde lo dábamos todo.

Esta es la forma en la que Tony Robbins consigue que mantengas la energía durante todo el día sin apenas descansar. Es un genio, y sabía lo que tenía que hacer para mantener a cada persona de esa sala completamente conectada.

 

Lo que he aprendido y experimentado

El seminario en sí, ha sido un recorrido por todos los pasos que necesitamos hacer para avanzar en nuestras vidas.

Muchas veces vivimos estancados, o haciendo algo que no nos llena o no es lo que queremos. Pensamos que no somos capaces de hacer otras cosas, que no es posible, o que nos ha tocado lo que tenemos, y nos conformamos con vivir así.

El mensaje principal de esta experiencia es que cada ser humano, puede hacer realidad sus visiones, sueños o deseos. Para ello, tiene que saber que posee un poder ilimitado, y empezar a utilizarlo, liberándose de todos los patrones y creencias que se lo impiden.

Tocamos temas cómo la vida personal, las relaciones, el trabajo y la salud, los pilares fundamentales de la vida.

Por qué no alcanzamos nuestros sueños

¿Has sentido alguna vez que nunca podrás conseguir algo que te gustaría?

¿Te ha pasado que no estas a gusto con algún área de tu vida, pero sigues haciendo lo mismo de siempre y piensas que no tienes otra opción?

Aquello que buscas en tu vida, es aquello que encuentras.

¿Te has parado a pensar que cuando te compras un coche, de repente ves muchos más coches iguales que el tuyo? ¿O que cuando estas embarazada, ves embarazadas por todos sitios?

Cuando estas centrado en algo, lo ves por todos sitios.

Eso pasa porque dónde pones el foco, pones tu energía.

¿Qué pasaría si dirigieses el foco hacia aquello que realmente te gustaría conseguir?

El poder de nuestro enfoque determina a donde va nuestra energía.

Muchas veces nos enfocamos en lo que no podemos hacer.

Por ejemplo: “trabajo 12 horas en un trabajo que no me gusta para ganar un sueldo que apenas me llega para pasar el mes”.

¿Y si te centrases en todo lo que puedes hacer para cambiar de trabajo, trabajar menos horas y/o ganar más dinero?

Siempre puedes hacer algo, cambia tu punto de vista, elimina tus creencias limitantes y pasa a la acción.

¿Qué controla la calidad de nuestras vidas?

Lo que controla la calidad de tu vida, y lo que haces con ella son los patrones y creencias limitantes que has ido adquiriendo desde la infancia.

El entorno en el que creciste, tus vivencias, y tus percepciones han creado tu sistema de creencias y ellos son los que hacen que experimentes las cosas como lo haces.

Estas creencias hacen que ante determinadas situaciones tengas unos pensamientos determinados, y esto a su vez, provoca que sientas unas emociones concretas.

Muchas veces hablo con personas que se quejan de su trabajo, de que les falta tiempo, de su sueldo, o de cualquier otra faceta de su vida. No les gusta algo y no son felices con ello, pero están resignadas a vivir así para siempre.

La mayoría de estas personas están convencidas de que no pueden hacer nada para cambiarlo.

Y la razón es que tienen determinadas creencias limitantes y patrones que les hacen pensar que no van a ser capaces, que tienen que vivir lo que les ha tocado o que van a fracasar.

Tu destino lo creas tú.

La clave está en empezar a hacerte responsable de lo que experimentas ante las distintas situaciones.

Tienes derecho a sentir lo que quieras sentir, pero eso no mejorará las cosas.

Por ello lo recomendable es que sepas que lo que sientes depende de ti, y si no te gusta puedes cambiarlo.

Tu fisionomía (postura, respiración, movimiento…), aquello en lo que te enfocas y el lenguaje que utilizas son los que determinan aquello que sientes.

Por ello, eliminando tus creencias limitantes, cambiando tus patrones, y variando estas tres cosas, puedes empezar a obtener resultados distintos.

Lo único que puede cambiar tu vida es una decisión.

Para cambiar algo o conseguir algo nuevo, necesitas decidir firmemente qué quieres hacerlo, y a continuación, pasar a la acción.

¿Cuántas veces has decidido algo que no has llevado a cabo o no has terminado?

  •  Llevar una dieta
  •  Hacer deporte
  •  Estudiar un idioma…

La decisión tiene que ser firme, tienes que crear un plan de acción concreto, sobre cómo vas a hacerlo e inmediatamente actuar. Para después mantenerlo en el tiempo.

Si tienes un por qué es muy fácil saber cómo. Así que reflexiona, y encuentra los motivos firmes por los cuales quieres llevarlo a cabo.

Además, necesitas emprender una acción masiva, no vale con un poco, tienes que ir a por todas. La forma de saber algo no es entenderlo, es hacerlo.

Yo puedo leer mucho sobre desarrollo personal, pero si no lo aplico en mi misma, no me servirá para nada. Ni en mi vida personal, ni para ayudar a otras personas.

Por último, tienes que cambiar el enfoque, y para ello tienes que hacerte con las herramientas que necesites, es posible que necesites un coach o un mentor que te ayude a ello.

Las tres creencias que debes incorporar para un cambio duradero

En la formación aprendí que para que un cambio se mantenga en el tiempo deberás incorporar estas tres creencias:

  • Esto debe cambiar AHORA
  • YO DEBO cambiarlo AHORA
  • YO PUEDO cambiarlo AHORA

Solo desde esta posición, teniendo la seguridad que necesitas en ti podrás conseguir tus metas y mantenerlas en el tiempo.

El miedo

El miedo es lo que te impide avanzar. Generalmente todos tenemos dos miedos básicos:

A partir de ellos todos sentimos miedo en algunas situaciones de nuestras vidas:

  • A ser rechazados
  • Al éxito
  • Al amor
  • A la soledad
  • A lo desconocido

Es casi imposible vivir sin miedo, lo que sí puedes hacer es aprender a usarlo.

“En vez de luchar contra el miedo, aprende a bailar con él. Toni Robbins”

No es la falta de recursos externos, es la falta de recursos internos la que te domina y hay que aprender a aprovechar la emoción.

El coraje o la valentía no es no tener miedo, es hacerle frente.

Lo único que evita que tengas lo que quieres es la historia que te cuentas.

Firewalking. Caminar sobre brasas

El primer día acabó con una bonita metáfora, con la que Tony Robbins nos enseñó cómo vencer en miedo.

Estuvimos un par de horas preparándonos para pasar sobre el fuego. Nos enseñó cómo lo teníamos que hacer, y además como aplicarlo con el resto de cosas en la vida.

Me encantó esta frase:

“La cuestión es dar el primer paso, si lo haces, te aseguro que darás el resto.” Tony Robbins

Es gracioso si lo aplicamos al fuego, cualquiera da el primer paso y se queda quieta quemándose…

Pero en la vida real es lo mismo. Se trata de enfocarte, dar el paso sabiendo por qué lo haces y seguir hasta lograrlo. Lo que más cuesta, es el primer paso.

La experiencia fue bonita. Nos quitamos todos los zapatos en la sala, y salimos descalzos hasta el parking (a unos 600 metros).

Imagínate la enorme manada de gente, gritando ¡Yes! ¡Yes! ¡Yes!

Llegábamos a las filas donde estaban las brasas, y rodeadas de nuestros compañeros pasábamos sobre ellas. Después lo celebrábamos, como se debe celebrar cualquier logro en la vida.

Muchas de vosotras, por las fotos que he compartido, me habéis dicho que parecía una secta. La verdad que, si yo lo hubiese visto desde fuera, pensaría eso mismo.

Por suerte he podido estar dentro y ver todo lo que ha pasado, y ha sido muy bonito. Simplemente se trataba de 11000 personas, buscando respuestas, intentando evolucionar para vivir la vida que quieren. Lejos de cualquier ideología política o de la religión.

Negocios

Otra parte de lo que vimos fue la parte de los negocios, tanto si eres empleada como si tienes tu propio negocio.

Aprendimos que siempre, en cualquier situación que nos encontremos debemos tener unos objetivos, y unos planes para cumplirlos.

No vale con ser empleado y conformarte con tu sueldo y la seguridad, deberías tener una aspiración, unos objetivos que te hicieran sentir realizada.

Tampoco vale tener tu compañía y conformarte con lo que tienes o trabajar 14 horas diarias cuando te gustaría trabajar 6.

Vivir de la forma que quieres es posible, y tú tienes lo necesario para lograrlo, teniendo tu por qué, trazando tu plan y llevándolo a cabo.

Salud

El último día hablamos de salud.

Nos recordaron cómo comer sano, mantenerse hidratada, de hacer ejercicio y otras acciones pueden ayudarnos a mantener nuestra energía al máximo.

Es muy importante estar sanos y tener la energía suficiente para poder llevar a cabo todo lo que hacemos el día a día. Sin llegar a estar agotados, para que podamos disfrutar cada cosa como se merece.

Hablamos de meditar, de respirar y tener momentos para una misma. Estos momentos de conexión que son necesarios, ayudan a cambiar tu fisionomía, calmar tus pensamientos y conectar con nuestra esencia.

La parte práctica

Durante todos estos días estuvimos intercalando nuevos conocimientos con muchos ejercicios prácticos.

Ejercicios individuales o con compañeros, que me ayudaron a definir objetivos con los que poder llevar mi vida a un siguiente nivel, a corto plazo (máximo un año).

Definí las acciones necesarias, y descubrí y eliminé todas mis creencias limitantes que me impedían alcanzarlas.

Finalmente me visualicé consiguiéndolo, sabiendo cómo gestionar el miedo a intentarlo.

Reprogramé mi mente para saber con certeza que lo voy a conseguir. Y ya estoy manos a la obra.

Por último, realizamos ejercicios para amarnos cómo me merecemos y compartir todo el amor que hay en una misma con los demás.

Con todo esto puedo decir, que a nivel personal ha sido una gran experiencia.

La energía que se movía en esa sala era brutal, se me ponían los pelos de punta de pies a cabeza, en cada visualización, en cada momento especial.

Sentir que es real que puedes hacerlo, que lo único que te lo impiden son tus creencias y tus miedos, y encontrar la seguridad de que lo vas a lograr, eso es el regalo que me llevo.

Es algo que ya sabía por todo mi recorrido hasta el momento. Pero viene muy bien que una de las personas más influyentes del mundo te ayude a reafirmarte y te haga sentir que estás en lo cierto. Además, compartirlo con tantas personas buscando lo mismo que tu… ha sido muy bonito.

La compañía

Otra de las mejores cosas de las que he disfrutado ha sido las personas con las que he compartido la experiencia.

Al evento asistí con Carmen Boix, juntas emprendimos esta aventura, y las dos la hemos disfrutado a lo grande. Ahora sabemos que el que yo acudiese a su consulta no fue casualidad (como nada en la vida).

Ella fue la coach que me ayudo a conocerme y superar todos mis bloqueos. Nuestras vidas tenían que cruzarse porque teníamos mucho que aportarnos la una a la otra, y quien sabe… ¡dejemos que vayan viniendo más cosas como esta!

Algo que también me ha encantado, ha sido que en el evento he podido coincidir con un grupo de emprendedores digitales, que ya viven de sus negocios online. La gran mayoría son referentes para mí y los seguía desde hace tiempo para aprender de ellos.

Conocerles, compartir charlas, recibir sus consejos, y divertirnos ha sido una gran experiencia.

Ver que son personas geniales, que tenemos una filosofía de vida muy parecida, y que ya lo han logrado me ha dado más fuerza para seguir.

Conclusiones

Y esto es el resumen de todo lo que sucedió.

El curso acaba con la frase “Live will never be the same” y un “make your move“.

Siempre he pensado que una persona no puede cambiar su vida en un día, ni en cuatro.

Pero he llegado a la conclusión de que sí que he avanzado, y he reprogramado mi mente para reafirmarme en mis puntos débiles e ir un poco más allá. Y mi energía está al 100%.

Ahora me queda continuar. Poner en práctica lo aprendido y seguir avanzando, porque si me quedo como estoy, es cuando no habrá servido de nada.

Definitivamente he alucinado con todo lo que me ha ido pasando, con lo que he sentido.

Creo que Tony Robbins es uno de los mejores, tiene un gran conocimiento sobre muchísimos temas y realiza una labor extraordinaria. Sabe comunicar, te enseña, te emociona y encima te hace reír.

Repetiría la experiencia y, de hecho, si algún día tengo la oportunidad me encantará asistir a otro de sus seminarios. También me gustaría compartirlo con mis hijos, mi pareja o las personas a las que quiero.

Algunas personas me han llegado a decir que soy una soñadora o vivo en los “mundos de Yupi”, pero realmente estoy convencida de que la vida es mucho más de lo que nos han contado.

Por ello me encanta lo que hago, ayudar a otras personas que han tenido problemas a conseguir vivir la vida que realmente desean y no la que les han dicho que está bien. A liberarse de miedos, de inseguridades y poder ser una misma para decidir cómo quieren vivir.

Así que cualquier experiencia que me acerque y me reafirme en lo que creo con todas mis fuerzas es una maravilla para mí.

¿Qué te parece a ti, irías a uno de estos seminarios?

¿Eres de las que cree que vivir la vida que deseas es posible?

Me encantaría leerte en los comentarios, tanto si coincides conmigo, como si no.

Mil gracias por leerme hasta el final.