En este artículo voy a contarte todo lo que deberías saber sobre la Ley de la Resonancia. Conocerás qué es, como la conocí y como puede servirte de ayuda.

 

 

 

Llegó un momento de mi vida donde ya no podía más, me sentía insegura en muchos aspectos, y me enfadaba no poder dormir inmersa en bucles mentales. Estaba extremadamente cansada y no tenía fuerzas para encaminar mi vida de nuevo. Me había pasado la vida luchando para tener todo bajo control, y había llegado el momento de parar.

Soy una persona inconformista y pese a mi situación, no iba a permitirme caer en una depresión.Tuve claro que debía buscar ayuda.

Y así fue como me planté en la consulta de mi guía y mentora de desarrollo personal. En las primeras sesiones me explicó una serie de leyes universales y principios sobre los cuales empecé a construir mi nuevo yo.

 

Los primeros pasos para construir mi nuevo yo

 

Con esta información, empecé a cuestionar quien era yo, y a construir de nuevo una nueva visión de mi misma. Esta vez haciendo un viaje a mi interior, que me ha permitido conocer todo lo que había dentro de mí.

Identifiqué creencias limitantes que tenía instaladas desde la infancia. Para luego eliminarlas y reprogramarme con las creencias que sí que van conmigo y desde las que quiero vivir.

– Identifique “mi sombra”. La sombra es aquello que también es parte de ti, pero no quieres verlo y lo ocultas. Estaba negándome a mí misma una parte de mí ser, sin saberlo.

– Aprendí que todo lo que me molesta en esta vida no es cuestión de los demás, sino que está en mí. Y esas eran  las cuestiones que tenia que trabajar.

– Trabajé para vaciarme y dejar ir TODAS las emociones negativas que llevaba arrastrando desde la infancia. Me liberé de todo el dolor, la rabia, la tristeza acumulada. Empecé a llenar mi vida de las emociones positivas del presente.

Esto que te cuento no fue sencillo, ni lo hice en un día, tuve que dedicar tiempo y por primera vez en mi vida centrarme en mi.

 

Recursos que te serán de ayuda

En estas primeras sesiones, aprendí distintos conceptos, a partir de los cuales íbamos a trabajar. Estas herramientas son las que quiero enseñarte en esta serie de artículos que voy a publicar. Lo que me gustaría es que puedas empezar a utilizarlos, para empezar a formar tu nuevo yo.

  • La ley de resonancia.
  • La ley del espejo.
  • La sombra.
  • El dejar ir.

 

La ley de la Resonancia.

 

El Universo es mental. Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa. Todo sucede de acuerdo a la Ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a la Ley no reconocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la Ley.” El Kybalion

 

¿Por qué me paso la vida luchando y siempre vienen nuevos problemas? ¡No tengo suerte!

Eso es lo que yo pensaba. Si no has leído mi historia completa te invito a que la leas para que puedas conocerme.

Comprobaras cómo desde la infancia, hasta hace bien poco he sido una autentica luchadora. Luchando para encontrar un hueco en la sociedad, luchando para sentirme bien con los demás. También luchando para llevar el control de mi vida y no llevarme sorpresas que me hiciesen daño.

Pero mi vida era como la pescadilla que se muerde la cola, los mismos problemas se repetían. Me pasaban con personas distintas, en distintos momentos, pero al final, no conseguía salir de ese círculo.

Llegó un momento que hasta en mi casa, se estaban dando problemas similares a los que había en casa de mis padres en mi infancia. Los problemas que yo toda la vida había querido evitar, y me estaban pasando a mí, me volvía loca. ¿Cómo puede ser esto?

Y de repente un día llego la respuesta.

 

La ley de la resonancia (o el secreto de la Ley de la Atracción)

Toda materia del universo, y cada persona, tenemos una vibración única, y generamos un campo con una frecuencia determinada. Hay campos iguales, o similares entre sí. Las frecuencias iguales o parecidas, cuando entran en contacto, estimulan la vibración de las demás.

Si eres curiosa y quieres ver un experimento musical donde se demuestra esta ley de forma visual puedes ir a este vídeo de 3 minutos. En él  verás claramente como funciona.

Aplicándolo a las personas, todo lo que nos ocurre, lo atraemos según el estado emocional y energético en el que nos encontramos.

Las situaciones que vivimos, las personas con las que nos encontramos, nada es casualidad.

Nos encontramos situaciones que corresponden con lo que hay dentro de nosotros.

Cada persona emite una vibración determinada y atraemos a nuestra vida todo aquello cuya vibración esta en resonancia con la nuestra.

 

Lo que no sabías sobre tu corazón

 

Campo magnético del corazón

Las investigaciones en el campo de la Neurocardiología muestran que el corazón es un órgano sensorial y un sofisticado centro para recibir y procesar información.

Está demostrado científicamente como las señales que el corazón envía constantemente al cerebro influyen en las funciones que involucran a los procesos de percepción, de conocimiento y los emocionales.

El corazón transmite información al cerebro y al cuerpo a través de campos electromagnéticos. El corazón genera el más poderoso y más extenso campo rítmico electromagnético del cuerpo.

 

Campo electromagnético del corazón

 

Comparado con el producido por el cerebro, el componente eléctrico del campo del corazón es algo así como 60 veces más grande en amplitud y penetra en cada célula del cuerpo. El componente magnético es aproximadamente 5000 veces más fuerte que el campo magnético del cerebro.

Actualmente ya se puede medir y puede ser detectado, a varios metros de distancia del cuerpo, con magnetómetros sensibles.

El campo electromagnético del corazón actúa como una onda de información que se sincroniza con todo el cuerpo.

 

El corazón y las emociones

En el Instituto Heart Math, se han realizado distintas investigaciones donde se ha determinado que el estado emocional de una persona repercute en el campo electromagnético del corazón.

Los patrones del ritmo de los latidos cambian mientras experimentamos diferentes emociones:

Las emociones negativas como la ira, o la frustración, desencadenan un ritmo cardíaco desordenado e incoherente.

Las emociones positivas como el amor o la gratitud, se asocian a un suave ordenado y coherente patrón de ritmo cardíaco.

 

 

En los estudios se ha demostrado cómo las emociones positivas sostenidas, parecen hacer surgir un modo distinto de funcionamiento.

Este modo distinto de funcionamiento favorece una mayor eficiencia y armonía en todos los sistemas del cuerpo:

– Se asocia a una notable reducción en el diálogo mental interno, reducción de las percepciones del estrés, incrementado balance emocional y una mejorada claridad mental, discernimiento intuitivo y rendimiento cognoscitivo.

 

Cómo interactuamos con otros individuos mediante nuestro campo magnético

En los experimentos llevados a cabo en el Instituto Heart Math, han encontrado evidencia notable de que el campo electromagnético del corazón puede transmitir información a otras personas. Se ha podido medir el intercambio de energía cardíaca entre individuos separados hasta por metro y medio de distancia.

 

 

Por lo que no la comunicación social no solo tiene que ver con el lenguaje, la voz, los gestos y los movimientos corporales. Existe un “sistema de comunicación” enérgico que opera justo bajo nuestra consciencia.

 

¿Cómo aplicarlo en mi vida?

 

Si tu también siente que vives en un bucle, siempre con problemas similares, una y otra vez. Si piensas que no tienes suerte, te suele pasar lo mismo o parecido con las personas que vas conociendo…

Empieza a plantearte lo siguiente. ¿Con que frecuencia vibras? ¿Qué emociones predominan en tu día a día?

La única manera de que todo cambie, ¡es cambiando tú!

 

Para qué te puede servir conocer la ley de la resonancia

Cuando analicé tranquilamente toda la información que te acabo de contar, y repasé mi vida. Me di cuenta de que seguía vibrando con la misma energía de aquella niña asustada que sufría acoso por parte de sus compañeros.

Toda la vida me acompañó el miedo a ser yo misma, el miedo al rechazo. También el miedo a brillar en algo para no ofender a nadie, y el miedo a que me hiciesen daño. Tenía baja autoestima por sentirme incapaz de ser querida por mis amigos, y no sabía decir NO.

Y todo esto hacía que mis vibraciones fuesen bajas, y que me sintiese agotada. Por ello atraía a mi vida siempre el mismo tipo de situaciones y los mismos problemas.

Por mucho que fuese una inconformista incansable, no encontraba la forma de salir de donde estaba.

Y la solución estaba dentro de mí. Debía vaciarme, realizar un viaje hacia mi interior. Necesitaba  identificar y eliminar todas las emociones negativas que tenía acumuladas durante tanto tiempo.

 

Entrando en acción

Entonces me puse manos a la obra, analizando desde la infancia las distintas personas, situaciones y emociones. Descubriendo todo lo que ocultaba en mi interior, que no quería sacar a la luz.

Y no te voy a mentir, duele.

Conseguí aceptar cada parte de mí y dejar ir las emociones que me hacían daño. Durante el camino, sin darme cuenta empezó a llegar la magia a mi vida.

Fueron llegando nuevas personas a mi vida, o algunas que ya conocía y con las que no tenía demasiado trato empezaron a interesarse por mí. Y empecé a tener amistades con las que por fin me sentía totalmente cómoda.

Y llegó un día en el que me levantaba cada vez con más energía. Trabajaba lo mismo, y tenía las mismas obligaciones, pero ya no me sentía agotada.

Empecé a sentirme segura, y a decir NO. Y a ser consciente de que la gente entiende un “No me apetece” y si no lo entiende es su problema, no el mío.

De repente un mal día, aparece alguien que te importa y no suele dar muestras de cariño y te da un abrazo y te dice que puedes contar con ella.

O recibes una llamaba con una propuesta que soñabas y que pensabas que nunca ocurriría.

Y así, conforme conseguía vaciarme de emociones negativas que guardaba dentro de mí, empezaban a pasar “casualidades” y cosas bonitas. Pequeñas cosas que poco a poco hacían que me fuese llenando de emociones positivas y momentos bonitos.

 

Conclusión

 

“Sè el cambio que quieres ver en el mundo.”Gandhi

Conocer esta ley, me hizo consciente de que el cambio que necesitaba estaba dentro de mí. Nada en mi vida iba a cambiar mientras no cambiase yo, desde dentro.

Si atraemos a nuestra vida lo que vibra de forma similar a como vibramos nosotros, así que solo atraeremos cosas distintas cuando empecemos a vibrar con otra energía.

Eso significaba que tenía que dejar el papel de víctima de todo lo que me pasaba y tomar el de protagonista de mi vida, para manejarla desde mi interior.

 

“Si quieres cambiar el mundo, cámbiate a ti mismo.” Socrates.

 

Así que, te invito a que tu también empieces por eliminar todas las emociones negativas que llevas arrastrando desde tu infancia, para que, puedas ir llenándote de emociones positivas.

Conforme lo consigas verás como la “magia” también aparece en tu vida.

Vivo convencida de que nada de lo que nos pasa es cuestión de suerte, y creo fervientemente en que tú destino lo creas tú.

 

¿Y tu que opinas?

Me encantaría que me escribieses en los comentarios.

Cuéntame que te ha parecido el artículo, si ya conocías la Ley de la Resonancia o la acabas de conocer, si tienes alguna duda, ¡lo que sea!…

¡Te leo abajo!