Haber sufrido bullying en tu infancia o adolescencia es algo que, si no se trata con la ayuda necesaria, te deja marcada para el resto de tu vida.

El maltrato recibido por parte de tus compañeros, el haberte sentido rechazada, el miedo que sentiste, todo queda guardado en ti.

Y es por ello que ahora, a pesar de que hayan pasado los años, puede que tu vida no funcione cómo te gustaría.

Puede que tengas dificultades al relacionarte con los demás, que no te sientas segura de ti misma, o que rechaces parte de ti o de tu físico. Es posible que te cueste gestionar tus emociones, o que la ansiedad se apodere de ti más de lo que te gustaría.

Muchas veces, vivimos resignados a que tenemos esos problemas y  no tenemos otra elección que pasar el resto de nuestra vida con ellos.

Quiero que sepas que no es así, que siempre se puede cambiar aquello que no te gusta en tu vida y que te impide vivir en plenitud.

Para que seas consciente de ello, he reunido a estas 8 maravillosas mujeres con un largo recorrido profesional ayudando a otras personas a quererse, a conectar con su esencia, y a vivir la vida que quieren.

En este artículo ellas te dan las claves sobre por dónde empezar si sientes que tu vida no marcha bien y deseas cambiarla.

 

 

 

 

Laura Chica

Laura es psicóloga y coach, escritora, conferenciante y formadora. Está especializada en desarrollo de personas y equipos, visibilidad y psicología positiva e inteligencia emocional. Se define cómo “una apasionada por los sueños con plan de acción”.

Ella esta convencida de que “el tiempo no cambia las cosas, las cambias tu”.

En su último libro “365 citas contigo” te ayuda a reencontrarte con la persona más importante de tu vida, que eres tú.  En él podrás encontrar pensamientos, citas, frases, con las que podrás viajar a tu interior.

En este fantástico libro Laura te coge de la mano y te guía para que consigas amarte tal y como eres. Encontraras situaciones cotidianas en las que te sentirás identificada, reflexiones que te harán ver las cosas desde otra perspectiva.

Así que si te cuesta aceptarte, cuidarte, y quererte como te mereces, te recomiendo que te hagas lo antes posible con el.

 

A continuación, ella misma te cuenta de qué manera puedes empezar a cambiar tu vida:

 

Siempre es el momento de ser quien quieres ser. Este es el lema que mueve mi vida personal, y mi vida profesional también. Es decir: siempre tenemos la posibilidad de crear la vida que queremos y de vivir una vida llena de sentido y bienestar. Nuestra mayor limitación está en la creencia de ‘soy así’, o de conformarnos con vivir de la forma que conocemos.

Dar un paso adelante depende de creer que es posible vivir una vida diferente, en este caso, con mayor seguridad, más confianza en uno mismo, y mayor determinación en la conquista de la propia vida.

Plantéate si estas bien dónde estás, y cómo estás; y si la respuesta es no, quizá ha llegado el momento de crear otras posibilidades, nuevas oportunidades para ti, y, sobre todo, otra forma de vivir tu vida, desde ese ‘apostar por ti’ y aprender a darte tu lugar, ese que una vez dejaste que se llevaran, y que probablemente no has sabido encontrar.

 

Ana Costa

Ana Costa es la creadora de Zona Mindful. Si te sientes estresada y la ansiedad se apodera de ti, si necesitas parar en este mundo apoteósico en el que vivimos, ella puede ayudarte.

Para empezar, puedes realizar este curso gratuito de introducción al mindfulness, en el que te enseña a calmar tu mente y a alejar el estrés de tu vida.

 

Ana, ¿Qué puede hacer para cambiar su vida, una persona que ha sufrido bullying y vive en un bucle del que no sabe cómo salir? ¡Te dejo directamente con ella!

 

Soy Ana Costa, psicóloga positiva especialista en mindfulness y crecimiento personal. Con mi proyecto http://zonamindful.com ayudo a mujeres estresadas, con baja autoestima e insatisfechas con sus vidas a conectar con su esencia interior para transformarse en las mujeres libres, fuertes, serenas, seguras y felices que desean ser.

Por supuesto que esa persona puede hacer algo. Puede hacer muchísimo.

Para empezar, en mi opinión, lo más importante es reconocer que tenemos un problema y decidir afrontarlo, en lugar de querer negarlo u ocultarlo. Cuando no queremos reconocer y aceptar algo, nuestra resistencia lo hace más fuerte y difícil de abordar. Así que, aceptar lo que está ocurriendo es lo más importante para empezar.

Después, creo que es fundamental conectar con lo que se siente, aunque sea duro y doloroso. Permitirnos sentir lo que sentimos, hace que sea más fácil liberarlo. Sentir plenamente la tristeza, la rabia, la frustración, el miedo

Hacerles espacio en nuestro interior para que, después, cuando las emociones disminuyan un poco, se vayan liberando de forma natural. Nos puede ayudar mucho contarle a alguien de nuestra confianza cómo nos sentimos, o expresarlo por escrito.

A continuación, preguntarnos qué necesitamos y encontrar la forma de acceder a ello. ¿Necesitamos apoyo, cariño, comprensión, expresar, llorar…? Sea lo que sea, es muy importante permitírnoslo, para después, poder seguir adelante.

Por último, creo que la actitud es fundamental. Decidir con determinación que no queremos quedar ancladas en el pasado y que vamos a poner todo lo que esté en nuestra mano para dejar de sentirnos condicionadas por él y seguir adelante.

Entender que el pasado ya no está y que, por más que nos gustaría, no podemos cambiarlo, es la clave para perdonarlo. Perdonar no significa olvidar. Significa renunciar a seguir luchando por querer que las cosas hubieran sido de otra manera, y aceptar que fueron como fueron.

A partir de ahí es cuando podemos dejar de hipotecar nuestra felicidad por nuestro pasado y construir algo nuevo.

Y, si nos sentimos incapaces, siempre podemos pedir ayuda para conseguirlo.

Se puede salir del bullying, y el ejemplo de muchas personas valientes como Ana así lo demuestra.

 

Carmen Boix

Carmen Boix es coach personal y su misión es conseguir que las personas sean más felices y disfruten de sus vidas.

Ya te he hablado de ella en otras ocasiones, porque es quien me ha llevado de la mano en todo mi proceso de crecimiento personal.

Carmen acompaña a las personas en el que considera el viaje más apasionante que se puede hacer, el del autoconocimiento. Un camino que lleva a liberarse de sus lastres, miedos, traumas y programas inconscientes que dirigen nuestras vidas sin darnos cuenta.

Puedo dar fe, de que es una magnifica compañera de viaje, y de que somos muchas las que junto a ella hemos conseguido cambiar nuestras vidas. Personalmente no puedo hacer otra cosa que agradecer a la vida que me la pusiera delante cuando más la necesitaba.

 

Carmen, ¿es posible cambiar tu vida cuando te inundan los problemas y no sabes como salir de ellos? ¿Qué le dirías a una persona que sufre las secuelas del bullying y quiere conseguir vivir en plenitud?

 

Seguimos viviendo desde el viejo paradigma dominante que dice que cambiar es muy difícil o imposible, y desde esa creencia es casi imposible que puedas ver alguna nueva opción, y decidir hacer lo que sea necesario para conseguir.

Partiendo de ahí, yo ,desde mi experiencia, diría fuerte y claro que sí se puede. Cualquier cosa que ha conseguido otra persona tú también puedes. Cambiar es posible, no es ni imposible ni tan difícil.

Creer en la posibilidad y en que mereces vivir en la totalidad de tus capacidades y ser auténticamente feliz es una elección, aunque ahora no lo sientan así.

Hay que querer, y querer con ganas.

Yo para resumir les diría “qué tomen la decisión de querer”, lo primero siempre es querer de verdad. Y después buscar cómo, decidirse con convicción, y comprometerse a conseguirlo. Luego ir a por ello, ponérselo como objetivo, digan lo que digan las voces de afuera o de su cabeza.

La voluntad tiene un poder de cambio mucho más grande que la inteligencia. 

Cuando alguien elige traspasar su pasado, su historia personal dolorosa o limitante, la vida empieza a conspirar su favor, porque internamente está movilizando la energía del cambio y de la superación y esa energía va a imantarse con energías similares.

Somos inmensamente poderosos y podemos descubrirlo si así lo deseamos.

Ojalá sea ese tu objetivo para 2019.

 

Cintia Castelló

Cintia Castello está al mando de su espacio “Cintia Castello”. Es escritora del libro “Sí a la verdad”, coach y mentora nº1 del despertar espiritual y experta en años sabáticos conscientes.

Cintia ayuda a las personas a conectar con su esencia, a eliminar todas sus bloqueos y creencias limitantes y a conseguir conectar con su esencia, haciendo posible su despertar.

En su libro “Si a la verdad” te cuenta todo aquello que a ella le hubiese gustado leer cuando se encontraba perdida en su vida.

El libro es una guía totalmente recomendable si lo que necesitas es dar un vuelco en tu vida, y no sabes cómo hacerlo. En él encontraras una hoja de ruta para hallar las respuestas que necesitas, para que descubras quién eres realmente y cómo convertirte en quien viniste a ser.

Si quieres empezar ahora mismo a leerlo aquí podrás descargar el primer capítulo.

 

Cintia cuéntanos un poco sobre ti, y dinos, ¿crees que una persona que sigue sufriendo las secuelas del bullying que vivió puede cambiar su vida?

 

Me considero una aventurera espiritual y buscadora incansable de la verdad. Después de una fuerte depresión y gran crisis espiritual, dejé mi trabajo de maestra funcionaria y me tomé dos años sabáticos para irme a viajar por Asia. Ese viaje cambió mi vida entera, pues en él tuvo lugar mi gran despertar y empecé a realizar mi propósito de vida.

Hoy mi misión es ayudarte a que tú también despiertes espiritualmente, realices tu propósito y vivas la vida que deseas llena paz, libertad y felicidad.

Querida amiga, clara y rotundamente te digo que “¡SÍ!”, puedes cambiar tu vida y ser feliz pese a que hayas sufrido bullying en tu infancia y/o vida adulta (por muy difíciles que hayan sido tus circunstancias y por mucho que creas que tu caso es “diferente” y jamás lo lograrás)

Insisto, sí, ¡se puede! Pero para ello tienes que DESPERTAR ESPIRITUALMENTE.

Lo primero que tienes que entender es que tú no eres ni tu pasado, ni tu historia, ni tus circunstancias, ni tus pensamientos, ni las vivencias que has tenido, ni tus creencias, ni tu sexo, ni tus opiniones, ni tu raza, ni tu religión, ni tu nacionalidad, ni tu status, ni tu profesión… ¡nada de eso!

Todo eso son ideas mentales que has desarrollado acerca de ti misma en base a la educación que has recibido y circunstancias que te han tocado vivir, lo cual te han llevado a desarrollar tu EGO. Todo eso es mente, no es realidad, (aunque a ti te parezca muy real).

Tu ego es tu “falso yo”, el personaje que estás realizando ahora que te lleva creerte víctima de tus circunstancias, que te lleva a creer que jamás serás feliz. El ego es la identificación de tu mente con todo lo que te ocurre y hace que te sientas inferior, pequeña, infravalorada, insegura, con miedo, falta de confianza…

Pero esa no es la realidad. Aunque tu creas que es real, en realidad no lo es. Es la realidad que se ha creído tu mente.

La realidad es que eres un alma, y como alma, eres eterna, infinita, poderosa, omnipotente, omnipresente y creadora de tu realidad.

Si despiertas a la conciencia de QUIEN ERES TÚ en verdad, y reconoces que tú no eres esa víctima de bullying, sino un alma poderosa, eterna e infinita que tiene el poder de transformar tu vida, sanar tus heridas, empoderarte y lograr vivir la vida que amas, ¡alcanzarás la felicidad!

La felicidad no es “algo” que llega fruto de una serie de situaciones que hemos vivido en la vida. La felicidad es un estado de consciencia, ¡una actitud ante la vida!

Debes despertar a la realidad, soltar tu papel de víctima y darte cuenta que la vida no te ha sucedido A TI, sino PARA TI.

Esa experiencia dolorosa de bullying que has sufrido, no sucedió para “fastidiarte” y amargarte la vida, sucedió para que aprendieras un mensaje que la vida quiere enseñarte, descubras QUIEN ERES VERDADERAMENTE, y te des cuenta que eso de “yo soy víctima de bullying” es tan solo una etiqueta que, a menos que seas capaz de desprenderte de ella para transformarla por otras creencias tales como “yo soy capaz de transformar mi vida” o “yo tengo el poder de vivir la vida que amo”, será tu prisión para el resto de tu vida.

En resumen, el bullying es una experiencia real que has vivido, pero todo lo que sucede en tu mente no lo es, es una ilusión.

Comprueba esto que te estoy diciendo cambiando tus pensamientos y creencias acerca de la situación y te darás cuenta que dejarás de sufrir, te sentirás feliz, plena y dichosa, porque habrás aceptado e integrado tu pasado para vivir tu presente llena de amor y gratitud por todas esas experiencias que has vivido las cuales tenían mucho que enseñarte, ¡para ser la persona que estás predestinada a ser!

 

Leonor Cabrera y Pilar Pineda de Viventi

Leonor Cabrera y Pilar Pineda son las creadoras de  Viventi.

Ambas son periodistas de profesión,  con una carrera un tanto paralela en la que  poco a poco fueron ahondando en el mundo del desarrollo personal. Llegaron a la terapia humanista, la gestalt, el coaching, la meditación, la PNL y, por fin, el coaching wingwave en el que están especializadas.

Desde este proyecto ayudan todas aquellas personas que quieren eliminar bloqueos tanto mentales como físicos y tener una vida más plena a través del coaching wingwave.

Leonor cabrera

Leonor acompaña a personas a conseguir sus sueños y a eliminar los miedos y los obstáculos que aparecen en su camino hacia una vida plena. Lo hace posible a través de sus sesiones de coaching wingwave.

También es facilitadora de cursos y realiza distintas colaboraciones, como el blog del ‘Club de las Malas Madres’, o el espacio ‘Coaching para todos’ que Viventi tiene en el programa ‘Hoy por hoy’ de SER Málaga.

Ha escrito artículos sobre desarrollo personal en elmundo.es y es autora del ebook ‘7 pasos para conectar con tu fuerza interior’ que te puede ser de gran ayuda, y puedes descargar de forma gratuita en su página web.

 

Leonor, ¿Puede hacer algo una persona que sigue sufriendo las secuelas del acoso que sufrió para cambiar su vida?

 

Claro que puede hacer algo para cambiar su vida. Lo primero es liberar esas emociones que se han ido quedando en el cuerpo a lo largo de la vida. Cuando hay una experiencia que resulta traumática, el cuerpo lleva la cuenta de esas experiencias. Así que lo primero es liberar esas emociones. Nosotras en Viventi usamos el método wingwave, un coaching emocional que trabaja de forma directa y rápida con las emociones que se quedan atascadas y que permite su liberación.

Lo segundo es adquirir los recursos necesarios para relacionarse como una adulta y no como la niña que fue dañada. Un buen punto de partida puede ser observar qué recursos tiene ya esa adulta para manejarse en el día a día y cómo puede potenciarlos.

Ten pongo un ejemplo: es posible que en las relaciones haya inseguridad, pero a la hora de desempeñar determinada labor actúa de forma muy segura. La seguridad es algo que sí que está en esa persona.

¿Cómo trabajarla? Vete a la situación en la que sí tienes seguridad y deja que se expanda en tu cuerpo esa sensación. De alguna manera, familiarízate con ella. Y después imagínate en las relaciones haciendo uso de esa seguridad. ¿A que así se ve de otro modo? Lo importante es que sepas que esos recursos se pueden entrenar.

 

Pilar Pineda

Pilar es una apasionada de la comunicación por ello ayuda a las personas a expresarse con seguridad y confianza. Está convencida de que todos somos capaces de emocionar con nuestras palabras y tenemos capacidad de disfrutar hablando en público.

Ha diseñado en viventi un programa de entrenamiento en oratoria para que nada te impida expresarte cómo quieres.

 

Pilar, ¿nos podrías decir como puede una persona dejar atrás sus heridas del pasado provocadas por haber sufrido bullying?

 

Para cambiar tu relación emocional con una experiencia desagradable del pasado, puedes prestar atención a cómo te hablas a ti misma con relación a ese hecho o a situaciones similares que hayas podido vivir a lo largo de tu vida.

Quizás desarrolles un diálogo interno entre la mujer herida, que se siente víctima y humillada al mismo tiempo y la mujer adulta que no entiende cómo sigues permitiendo que eso siga sucediendo. Un diálogo en el que la primera tiene miedo a salir al mundo y la segunda quiere salir, aunque resulta una tarea titánica. Eso es normal.

Para empezar a romper ese bucle dialéctico, es necesario reconocer el dolor vivido y, para mí un aspecto muy importante, es que, en aquel momento, realmente, no tenías recursos para salir de ahí, para gestionar esa situación.

Aceptar que eso ocurrió, como ocurrió y aunque ese hecho ya no se puede cambiar, sí que puedes entender qué pasó. Negarte el derecho a comprenderte es una manera de seguir maltratándote.

 

Yaiza Leal

Yaiza es  Psicóloga especializada en gestionar el estrés y la ansiedad para que puedas dormir bien, volver a conectar con tus seres queridos y disfrutar del trabajo.

Puedes encontrarla en su web cuando la necesites, donde te muestra las claves para que puedas aprender a gestionar aquello que no sabes, para que dejes de sufrir.

En su página además de los artículos que Yaiza comparte, podrás encontrar un test con el que  podrás medir tu nivel de ansiedad actual, para empezar a calmar tu mente. Si lo que quieres es directamente empezar a relajarte y tomar el control de tu vida puedes también puedes empezar a  hacerlo con su mini curso de Mindfulness.

 

Esto es lo que opina Yaiza sobre la posibilidad de que puedas cambiar tu vida y conseguir superar las secuelas que arrastras por el acoso que sufriste:

 

Todos tenemos la capacidad de cambiar en este mismo momento. Por suerte, tenemos la libertad de decidir, si seguir identificándonos con lo que nos pasó, que de entrada, no nos gusta o si empezamos a centrarnos en otras cosas que sí puedan gustarnos más y así desviar la atención de lo que no queremos.

Considero que cada caso de bullying es único y debe estudiarse particularmente. Sin embargo, una buena forma de auto-reflexionar, es la siguiente:

¿Qué puedo aprender de esta situación?

¿De verdad estoy haciendo algo que incomoda a los demás?

¿Lo que me hace diferente es una fortaleza o una debilidad?

¿Qué puedo cambiar en mi forma de relacionarme con los demás para sentirme más cómodo o cómoda?

Todo cambio, así como toda buena respuesta, surge de una buena pregunta. Y justo detrás de tu mayor problema está tu mejor solución.

Por su puesto que no te mereces sufrir de esa forma. Pero hay un aprendizaje ahí detrás, un mensaje de que hay algo que te diferencia del resto y que debes aprender a expresar de mejor modo posible para no volver a sufrir de esta forma.

Confía en ti.

 

Cristina Hortal

 

Cristina es la creadora de http://www.cristinahortal.com. Desde su espacio, en el que comparte contigo todo lo que ha aprendido mediante su propia experiencia, te invita a conocerte a ti misma con profundidad.

Te enseña a conectar contigo misma, para que puedas dejar de autosabotearte. Para que consigas ser más libre en la toma de decisiones y al establecer tus prioridades.

Su objetivo es conducirte a que estreches la relación que tienes contigo. Te conozcas, te entiendas, te respetes y te aceptes (con todo lo “feo”). Y, cada vez más, tomes tus DECISIONES desde esa conexión.

Es escritora de tres libros. En “Aprende a decidir desde el alma”, “ve a por los que quieres y punto” y “Haz el camino de Santiago”. En ellos te invita a reflexionar para que dejes atrás el miedo y decidas desde la confianza para lograr tus metas.

 

Cristina, ¿Cómo puede cambiar su vida alguien que está sufriendo las secuelas del bullying que sufrió?

 

Bueno, la cuestión de cambiar de vida es algo genérico y, para mí, el enfoque puede llevarnos a conflicto, puesto que a veces queremos cambiar algo por juzgarlo malo o erróneo. Y, desde la no aceptación, el juicio y la resistencia, tendemos a perder fuerzas e inmovilizarnos. Es decir, que poco vamos avanzar.

Quiero decir que, para mí el único modo de transformar algo de verdad es aceptándolo profundamente. Sé que puede sonar paradójico, pero es desde la aceptación que se comprenden los hechos. Y es desde esa comprensión que podemos asumir nuestra responsabilidad y elegir libremente hacer las cosas distintas a partir de entonces.

Ésa es, al menos, mi experiencia personal y profesional.

Por lo tanto, encuentro más atinado hablar, por ejemplo, de trascender algún límite, de ver más allá de nuestros condicionamientos, conectar con una versión más amplia de nosotros mismos, etc.

Aclarado este punto, y en tu caso, si es que has sufrido algún tipo de bullying en tu vida y esa experiencia te persigue de algún modo, te invito a reflexionar sobre algo:

Estamos acostumbrados a mirar hacia fuera de nosotros mismos siempre para buscar lo que necesitamos.

Pensamos que necesitamos que las circunstancias cambien, que los demás cambien, que me traten mejor, que me quieran más… Y entonces seré feliz, me sentiré pleno y en paz. Entonces podré quererme, respetarme y aceptarme.

Yo te propongo que inviertas ese orden.

Que sueltes ya tu anhelo de otros resultados externos, de otras relaciones externas. No está a tu control y debes aceptarlo.

Tu verdadero poder está en tu relación interna, en la que tienes contigo mismo/a. Es dónde puedes hacer una gran transformación sin depender de nada y nadie más. Y es la que de verdad importa.

Para empezar a hacer esto, puedes plantearte todo lo que te afecta en tu vida externa (sea del pasado o del presente) y contemplarlo esta vez como un espejo. Ya no lo vamos a observar como tan importante ni tan real, y lo vamos a ver como un reflejo de mi propia relación.

Por ejemplo, si te trataron mal en la infancia, pregúntate: ¿De qué manera me trataba exactamente así yo a mi mismo/a?
Y ten en cuenta que si te sigue afectando o, del agún modo, te sigue ocurriendo, es porque continúas con ese (auto) maltrato.

Puede que pienses que todo se inició “fuera”. Es decir, que te empezaste a tratar mal o a menospreciar, cuando los demás te trataban así. Yo digo que no es verdad. Que en algún lugar de tu inconsciente, ya estaba tu “mala” relación contigo.

Empieza a hacerte ese tipo de preguntas, a ver qué descubres. Por lo pronto, te va a llevar a una mayor auto consciencia y a una creciente responsabilidad. La responsabilidad es el poder de transformar.

Sé que el proceso que transitas es complejo, pero también sé que solo puedes dar un paso cada vez. Comprométete a hacerlo y no te detengas.

Mucha fuerza.

 

Conclusiones

Los problemas que puedes tener como consecuencia del bullying que sufriste pueden ser de distintos tipos, cada persona lo vive de una manera, y hay que analizarlos de forma individualizada.

No obstante, en mi opinión, si no estás a gusto con tu vida, contigo misma o con los demás, tienes dos opciones. Resignarte a vivir como estas el resto de tu vida, o decidir cambiar tu situación.

Te respeto si tu elección es seguir viviendo como lo haces, pero si yo tuviera que elegir de nuevo, elegiría una y mil veces la segunda opción.

Lo hice en su día, con mucho trabajo, sudor y también lágrimas. Conseguí superar mi miedo al rechazo, mis inseguridades y mis problemas al relacionarme con los demás. Aprendí a quererme, a aceptarme y a ser capaz de ser yo misma en cada momento.

Y como consecuencia cambió mi vida, descubrí partes de mi escondidas y pude definir la vida que quería viendo todo desde una nueva perspectiva. Tomé decisiones, y conseguí mejorar aspectos que nunca hubiera imaginado. Ahora, por fin, puedo decir que vivo en plenitud.

Tú eres la que tiene que querer con todas tus fuerzas, y solo tú tienes que decidir dar el paso. Y después hacerte con los recursos que necesites para ello, y buscar ayuda si lo necesitas.

No es un camino fácil, y requiere invertir esfuerzo, tiempo y a veces dinero, pero encontrarte a ti, te llevará a ser la persona que te gustaría ser.

 

¿Que opinas sobre los consejos que acabas de leer? ¿Estas decidida a ponerlos en práctica? ¿Hay algo en lo que no estés de acuerdo?

¿Te atreves a salir de tu zona de confort y descubrir todo lo que llevas dentro?

Muchísimas gracias por leer este artículo hasta el final, y muchísimas gracias a todas las grandes mujeres que habéis colaborado por vuestras valiosas aportaciones.

Ahora, me encantaría leer tu opinión o tus dudas en los comentarios.

¡Te leo abajo!

Un gran abrazo.